Curso práctico de prevención y autorescate en avalanchas

Con este curso pretendemos transmitirte la importancia de la prevención para evitar situaciones de riesgo. Queremos que seas autónomo y te muevas con seguridad por la montaña nevada, que seas capaz de interpretar la información disponible del estado de la nieve y del peligro de aludes, que elijas el terreno adecuado a las condiciones, que aprendas a planificar y que puedas hacer todo aquello que esté en tus manos para garantizar tu seguridad antes de salir a esquiar.

También es imprescindible que conozcas la manera de reaccionar ante una avalancha, desde las características del material, al protocolo de rescate. Conocerás las prestaciones y la correcta utilización de las herramientas y practicarás sobre el terreno para mejorar tu capacidad de respuesta.

Curso Avalanchas

Tarifas :

Este precio incluye: el guía/formador y el material de seguridad (pala, sonda y ARVA).

ESCALA EUROPEA DE RIESGO DE ALUDES
Índice de riesgo Estabilidad del manto nivoso Probabilidad de desencadenamiento
1. Débil En la mayoría de las pendientes el manto nivoso está bien estabilizado. Excepcionalmente, sólo pueden desencadenarse aludes en algunas pendientes muy propicias (*) y, sobre todo a causa de fuertes sobrecargas.
De forma natural sólo pueden desencadenarse coladas o pequeños aludes.
2. Limitado En algunas pendientes (**) suficientemente propicias a los aludes, el manto sólo está moderadamente estabilidado.
El resto, está bien estabilizado
Se pueden desencadenar aludes sobre todo por sobrecargas fuertes y en algunas pendientes cuyas características se describen normalmente en el boletín.
No se esperan salidas espontáneas de aludes de gran amplitud.
3. Notable En numerosas pendientes (**) suficientemente propicias, el manto sólo está moderada o débilmente estabilizado. Se pueden desencadenar aludes, incluso por sobrecargas débiles y en numerosas pendientes cuyas características se describen habitualmente en el boletín. En ciertas situaciones son posibles algunas salidas espontáneas de aludes de dimensiones medias y a veces grandes.
4.Fuerte En la mayoría de las pendientes (**) suficientemente propicias a los aludes, el manto nivoso está débilmente estabilizado. Se pueden desencadenar aludes, incluso por sobrecargas débiles en la mayoría de las pendientes suficientemente propicias a los mismos.
En ciertas situaciones, son posibles numerosas salidas espontáneas de aludes de dimensiones medias y a veces grandes..
5.Muy fuerte Inestabilidad generalizada del manto nivoso. Se esperan numerosos y grandes aludes originados espontáneamente incluyendo zonas con pendientes poco propicias.
  • (*) Pendientes propicias a los aludes son aquellas que reúnen determinadas condiciones de inclinación, configuración del terreno, proximidad de la cresta...
  • (**) Las características de estas pendientes, generalmente, están precisadas en el boletín. Altitud, exposición, topografía...
  • (***) Sobrecarga fuerte: por ejemplo, esquiadores agrupados.
    Sobrecarga débil: por ejemplo, esquiador o montañero aislado
    La expresión desencadenamiento de aludes se refiere a los provocados por una sobrecarga, principalmente por uno o varios esquiadores.
    La expresión saldrá espontánea se refiere a los aludes originados sin acción externa.